• El Canciller mexicano aseguró que está listo el plan de vacunación contra COVID-19, que iniciaría en diciembre
  • Destacó tres acuerdos de pre compra y cuatro memorándum de entendimiento para la vacuna y sus pruebas clínicas

Por Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, martes 24 de noviembre del 2020.- Marcelo Ebrard Casaubón, Secretario de Relaciones Exteriores (SRE), anunció este martes, que en el próximo mes diciembre, México podría iniciar el proceso de vacunación entre la población del país contra el COVID-19, con la adquisición de la vacuna desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer, la cual ha mostrado una efectividad de 95 por ciento contra el coronavirus.

 Aclaró que si todo sale como lo ha previsto el Gobierno Federal, y  si la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), lo autoriza, a mediados de diciembre, solo a días de que se aplique la vacuna en Estados Unidos, México comenzaría la aplicación de dosis masivas.

Durante la conferencia de prensa que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Canciller detalló que desde el pasado 20 de noviembre, Pfizer ingresó la solicitud de aprobación de uso de emergencia de esta vacuna ante la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), por sus siglas en inglés, el equivalente a  la COFEPRIS en Estados Unidos.

Ebrard Casaubón realizó el recuento semanal del avance de las vacunas del Coronavirus, y destacó los acuerdos de pre compra que México hizo con tres de las vacunas más avanzadas en el proceso clínico, la china de CanSino, la estadounidense de Pfizer-BioNTech y la británica de AstraZeneca-Oxford.

Explicó que estos tres proyectos, encabezados por China, Estados Unidos y Reino Unido, respectivamente, en sus estudios preliminares, han encontrado porcentajes de efectividad superiores al 90 por ciento.

Destacó la participación del México en los ensayos clínicos del proyecto de CanSino y el convenio que Fundación Carlos Slim y el laboratorio mexicano Liomont alcanzaron con la farmacéutica británica y con Argentina.

En el caso de Pfizer-BioNTech, el titular de la política exterior mexicana también adelantó que la farmacéutica se encargará de todo el transporte y la logística de distribución de sus dosis, porque México no tiene la infraestructura para distribuir esta vacuna que requiere transporte a temperaturas de 70 grados centígrados bajo cero.

De acuerdo con el canciller, la Secretaría de Salud determinará los centros de vacunación hasta donde la farmacéutica debe llevar las dosis.

“El actual portafolio de México incluye proyectos de vacunas de alta efectividad, como ustedes recordarán, hay dos vías que se diseñaron por parte de nuestro país para estar en tiempo y forma y tener acceso a las vacunas, una es multilateral, que es COVAX, donde estamos participando, y los acuerdos con diferentes empresas que están avanzando en materia de vacunas”, resumió el Canciller.

“El mecanismo COVAX -abundó- permitirá que el país acceda a 26 millones de inmunizaciones de una o varias de las vacunas que tienen en su portafolio, entre las cuales está la del laboratorio estadounidense Moderna”.

Además del acceso firmado a estas vacunas, recordó que el país está esperando a que la COFEPRIS apruebe los protocolos de pruebas clínicas de la farmacéutica francesa Sanofi-Pasteur, la alemana CureVac, y las norteamericanas Janssen y Novavax.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí