• La pandemia de covid-19, tema principal de la cumbre virtual presidida por el Rey Salmán bin Abdulaziz, de Arabia Saudita
  • “No estaremos a salvo hasta que todos estén a salvo”: coinciden

Redacción

Ciudad de México, domingo 22 de noviembre del 2020.- Arabia Saudita clausuró este domingo, en formato virtual, la cumbre del G20, la primera que se celebra en un país árabe, y dominada temáticamente, por los esfuerzos para frenar la pandemia del nuevo Coronavirus y sus devastadoras consecuencias económicas, entre ellas la deuda.

Los presidentes más poderosos del mundo también debatieron la distribución de las dosis de las próximas vacunas contra el COVID-19, tras los últimos ensayos clínicos esperanzadores.

La reunión de dos días de los países más ricos del mundo, -19 naciones a las que se suman 27 países miembro de la Unión Europea- se celebró en medio de críticas por su respuesta tardía a la recesión mundial, aunado al hecho de que  el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue sin reconocer su derrota en las pasadas elecciones presidenciales.

En esta ocasión, no hubo una gran ceremonia de apertura ni reuniones bilaterales, y fue una cumbre limitada a sesiones cortas en línea.

La pandemia de COVID-19, la distribución de las vacunas, y la respuesta a los llamamientos para que el G20, amplíe su financiación para luchar contra un virus que ha infectado a más de 55 millones de personas y provocado la muerte a más de 1.3 millones en todo el mundo, acaparo l mayoría de los mensajes emitidos.

En este sentido, los miembros del G20 se comprometieron el pasado mes de marzo, a coordinar su respuesta a la pandemia y, desde entonces, han inyectado colectivamente 11 billones de dólares para mitigar el impacto en la economía mundial de la crisis provocada por el coronavirus.

El llamado “club de países ricos”, también  ha puesto en marcha una iniciativa para la suspensión de la deuda de países en desarrollo, que les permitirá aplazar los pagos de la deuda que vencen este año, en abril se aprobó una suspensión de todos los pagos de deuda bilateral durante seis meses, mientras que en octubre se decidió extender esa medida hasta junio de 2021.

“Nuestros pueblos y economías todavía están sufriendo este impacto. Sin embargo, haremos todo lo posible para superar esta crisis a través de la cooperación internacional”, dijo el rey Salmán en su discurso inaugural, bajo la mirada del príncipe heredero Mohamed bin Salmán, líder de facto del país.

Más de 70 países de los países menos desarrollados del mundo se han acogido a esta medida, que retrasa el pago hasta junio de 2021.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, urgió a la cumbre del G20 a garantizar “a toda costa” que hay “un acceso universal” de las vacunas contra la pandemia de coronavirus para los habitantes de los países en desarrollo. “Tenemos que garantizar el acceso a escala planetaria y evitar a toda costa el escenario de un mundo a dos velocidades”, afirmó Macron en su intervención en un debate sobre la preparación y la respuesta ante la pandemia.

El mandatario francés señaló que la pandemia “es un test para el G20”, que tiene ante sí “una responsabilidad histórica” porque “no habrá una respuesta eficaz que no sea global, coordinada y solidaria”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí