Aguinaldo que donarán funcionarios servirá para comprar 80 ambulancias, informó AMLO

0
188
  • Reiteró que la donación del aguinaldo es voluntaria para los burócratas de alto nivel

Por Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, martes 17 de noviembre del 2020.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador, explicó que los aguinaldos de los funcionarios públicos no serán retenidos a la fuerza, sino que serán donados por los que están “hasta arriba de la pirámide”, y anunció que el dinero recolectado irá al fondo para la atención médica en los hospitales del programa del Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS Bienestar.

En el Salón Tesorería de Palacio Nacional, como parte de la conferencia a medios, el mandatario mexicano señaló que con lo recaudado, se adquirirán 80 ambulancias para otros 80 hospitales de IMSS Bienestar, que se ubican en las zonas más alejadas y marginadas del país

Aseguró que los trabajadores al servicio del Estado recibirán de manera completa su aguinaldo y que, “sólo los que estamos arriba de la pirámide, los altos funcionarios estamos donando parte de nuestro sueldo y del aguinaldo, pero voluntariamente, no hay ningún descuento por parte de la Tesorería de la Federación, a todos nos llega nuestro sueldo completo y nuestro aguinaldo”.

“Ese dinero, que son como 80 o 100 millones de pesos, se va a destinar a la compra de las ambulancias –explicó- es dinero que nosotros los funcionarios de alto nivel estamos aportando. Se van a adquirir 80 ambulancias para 80 hospitales del IMSS Bienestar, porque son los que están ubicados en las zonas más pobres y marginadas del país”, adelantó el mandatario.

También justificó el por qué estos centros de salud necesitan ambulancias. Debido a que, en muchas ocasiones, son hospitales que no tienen la infraestructura ni el personal especializado para atender ciertos padecimientos y, por lo tanto, los pacientes necesitan ser llevados a otro hospital.

“Transportar enfermos de esos hospitales a donde hay atención especializada, por ejemplo, para la atención de un infarto, son 3, 4, 5 horas y no había ambulancias, o había una ambulancia que permanecía mucho tiempo en el taller y que, cuando llegaba una gente que requería ser trasladada, pues no había cómo trasladarlos y se morían, si no tienen la posibilidad de llegar a tiempo”, describió el presidente.

Dijo que en esos hospitales públicos se encuentran en las zonas más marginadas del país por lo que requieren las ambulancias, “no hay nada de que les estén quitando, pero no hace falta, porque están recibiendo todo su dinero”, advirtió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí