• Por primera vez es detenido un militar por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa
  • El capitán José Martínez Crespo enfrenta cargos por  delincuencia organizada, homicidio y desaparición forzada

Redacción

Ciudad de México, domingo 15 de noviembre del 2020.- El Capitán Segundo de Infantería del Ejército Mexicano, José Martínez Crespo, fue detenido por su presunta vinculación con la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, de acuerdo con información confirmada del Centro de Derechos Humanos, “Miguel Agustín Pro Juárez”.

Se trata del primer integrante de las Fuerzas Armadas mexicanas que es arrestado, producto de la investigación que realiza la Fiscalía General de la República (FGR), instancia que le imputó tres cargos, a saber: “Delincuencia organizada con la finalidad de cometer delitos contra la salud”, “homicidio” y “desaparición forzosa”.

El militar inculpado fue recluido en la prisión adscrita a la Primera Región Militar, ubicada en el Campo Militar Número 1-A, en la Ciudad de México.

El oficial, conocido en el caso como “El Capitán Crespo”,  fue uno de los mandos del Vigésimo Séptimo Batallón de Infantería, que en los hechos del 26 de septiembre de 2014 se encontraba en la Ciudad de Iguala, Guerrero, justo la noche de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”.

El capitán Martínez Crespo ha sido mencionado como parte de las investigaciones del caso Ayotzinapa, y de acuerdo con informes de sus representantes legales, él mismo negoció su entrega para hacer frente a un sólo delito: el de “delincuencia organizada en su modalidad de delitos contra la salud”, informó su abogado.

Conrado López Hernández, principal defensor del “Capitán Crespo”, dio a conocer que la condición propuesta para su entrega, fue la exigencia para garantizar su seguridad, solicitando explícitamente que el castrense fuera recluido en la prisión del Campo Militar 1-A.

Mencionado en diferentes testimonios ante la FGR, el “Capitán Crespo” fue presuntamente identificado por Sidronio Casarrubias, el presunto líder criminal de la región donde desaparecieron los 43 normalistas.

El pasado 26 de septiembre, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que ya se habían librado órdenes de aprehensión contra militares por los hechos de Iguala, aunque exculpó a la institución que representa el Ejército Mexicano por lo ocurrido, y aseguró que el esclarecimiento del caso fortalece al instituto armado.

Los delitos que se le imputan al “Capitán Crespo”, son de competencia militar, aunque por violaciones graves de los Derechos Humanos, su caso podría pasar a manos de la justicia civil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí