• Los objetos fueron comprados en línea y retenidos en el momento de la importación

Redacción

Ciudad de México, a 12 de noviembre del 2020.-  El Gobierno de Australia, a través de la subsecretaria para las Artes de aquél país, Pip  Spence, devolvió a México cuatro piezas antropológicas, que forman parte del patrimonio cultural mexicano.

La entrega de las piezas se hizo en una ceremonia con la presencia del embajador de México en Australia, Eduardo Peña Haller, quien agradeció a nombre del gobierno  Mexicano el apoyo, especialmente de la Policía Federal Australiana y del Departamento de Infraestructura, Transporte, Desarrollo Regional y Comunicaciones.

A través de un comunicado de prensa conjunto de la Secretaría de Relaciones Exteriores y  la Secretaría de Cultura, se informó que los objetos fueron adquiridos por tres compradores individuales en Australia a través de una tienda en línea de una empresa con sede en Estados Unidos, y fueron retenidos en el momento de su importación.

La Embajada de México en Australia  solicitó al gobierno de ese país la devolución de los objetos, con base en la Convención sobre las Medidas que  Deben Adoptarse para Prohibir e Impedir la Importación, la Exportación y la Transferencia de Propiedad ilícita de Bienes Culturales, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco.

Previamente, el  Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), analizó y determinó la autenticidad de las piezas antropológicas, que una vez que se cumplieron los requisitos legales, serían  entregadas a México a finales de octubre.

Las piezas recuperadas son: una figura sentada de policromía “chinesca” del periodo precolombino, oeste de México, Nayarit 200-500 d.C.; figurillas de damas bicromadas de Tlatilco ,en una base compartida, del periodo precolombino del Valle de México, cultura Tlatilco 800 a 20º a.C.

Así como una figura de cerámica de Jalisco, con cara femenina y rasgos de oveja, del periodo precolombino, oeste de México, Jalisco 200-500 d.C., y  la cuarta, una figurilla de cerámica de Jalisco sentada, del periodo precolombino de México occidental 200-500 d.C.

El Gobierno de México advirtió  que la comercialización de piezas que forman parte del patrimonio nacional es un acto sancionado por la legislación mexicana y por las leyes internacionales, por lo que invita a abstenerse de participar en transacciones de esta naturaleza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí