• Había mucho influyentismo, rectores y funcionarios públicos decidían sobre la entrega de becas y plazas, “eso ya acabó”, dijo

Redacción

Ciudad de México, 05 de noviembre del 2020.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los líderes de los gremios de trabajadores ya no intervienen en el otorgamiento de becas o plazas de base, y acotó, “la verdad es que los dirigentes sindicales están ayudando y cada vez que les pedimos algo ellos apoyan, no tenemos oposición de los dirigentes, y no hace falta, pero aun así, vamos a decir, emitir un decreto para evitar eso”.

Durante la conferencia matutina a medios que encabeza, el Jefe del Ejecutivo Federal reiteró que “hemos llevado a cabo, en el caso de la educación, en el caso del sector educativo, la entrega de plazas, la basificación, sin influyentismo, que no se había logrado esto durante mucho tiempo, pero vamos a informar el día primero (de diciembre) cuántos maestros han sido basificados”, adelantó.

A la pregunta de si hay garantía plena de su gobierno de que no intervendrá el líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado, (FSTSE). Joel Ayala Almeida, el mandatario respondió, “hay un ambiente distinto, yo creo que la corrupción se alienta, se promueve, de arriba hacia abajo, si se da el mal ejemplo arriba, pues cunde la corrupción; pero si se predica con el ejemplo, si no hay corrupción arriba, pues ya se sabe que son otras condiciones y les está costando a algunos entenderlo, pero ahí van, poco a poco, tomando consciencia, internalizando”.

Añadió que, “ya no va a ser así, por eso todo el sistema de seguridad que se está tomando en cuenta para la elaboración y la aplicación del examen; y es lo mismo para las bases, ¿Qué decían cuando nos opusimos?, porque era totalmente injusto a la llamada reforma educativa, y lo que queríamos era que no siguiera el tráfico de las plazas de base, la entrega de las plazas a recomendados del sindicato”.

“Ya no es como antes,  – ejemplificó-  ah, qué vivo era, qué audaz, cómo supo colarse, cómo prosperó, si lo conocí viviendo en un departamento en una unidad habitacional y ahora vive en una mansión en las Lomas de Chapultepec, si fue a la escuela conmigo a la primaria, estudiamos juntos en la escuela pública y ahora ya tiene departamento hasta en Nueva York y en Miami, y un carro, un Ferrari, pero uno tiene una colección y tiene su avión, nada más cuenta con 20, con 30, 40 guardaespaldas y todos traen carros blindados, hasta los que lo cuidan, así era”.

Y cuestionó, “¿han escuchado ustedes protestas?, es más, ni lo sabían, que vamos a llegar, nada más en el caso del sector educativo, a 300 mil trabajadores basificados, ni se sabía porque lo estaba yo reservando para mi informe, pero ya lo dije”, enfatizó.

Acusó que aún hay algunos adversarios  que se molestan “muchísimo porque ya no es como antes, no es, a ver, yo tengo a un amigo que está muy cercano al secretario de Salud y pues voy a venderle medicina a la Secretaría de Salud, porque ese amigo me va a ayudar, estoy palanca”.

Recalcó que eso ya no, ya se terminó, “ese es el coraje que tienen, ya se les va a pasar, ya van a irse adaptando a las nuevas circunstancias, además ya son mal vistos los corruptos, fuchi”.

Al final pidió recordar de la canción del “finadito” Óscar Chávez, La casita, y le solicitó a su vocero, Jesús Ramírez Cuevas, ponerla para hacer amena la conferencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí