• Su uso por terceros sin autorización, es constitutivo de hechos delictivos, asegura el Instituto
  • La diseñadora francesa Isabel Marant, responsable de los plagios

Redacción

Ciudad de México, domingo 01 de noviembre del 2020.- El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), condenó el plagio de la propiedad intelectual, las expresiones artísticas y culturales de los pueblos indígenas de México, luego de que Senadores de la República acusaran por segunda ocasión a la diseñadora francesa Isabel Marant de haber plagiado, esta vez, diseños de artesanas y artesanos purépechas, para presentarlos como propios.

ISABEL MARANT

De acuerdo con la denuncia pública de los Senadores de la fracción parlamentaria del partido MORENA, Casimiro Méndez Ortiz y Susana Harp  Iturribarría​, la diseñadora europea cometió el plagio de los diseños artesanales utilizados por las comunidades indígenas de Charapan, Angahuan y Santa Clara del Cobre, Estado de Michoacán,

Los diseños plagiados son de sus vestimentas tradicionales (sarapes, gabanes, servilletas, fajas y otras prendas de uso cotidiano), que literalmente Marant los copió y los presentó como suyos en una línea de ropa, sin dar crédito a las y los verdaderos creadores de los pueblos originarios.

SENADORA SUSANA HARP

Ante dichos actos, el INPI condena enérgicamente el plagio porque, asegura, vulnera el derecho fundamental de los pueblos y comunidades indígenas de conservar y proteger su propiedad intelectual y su patrimonio cultural.

Los diseños indígenas y sus manifestaciones artísticas son producto de su historia, identidad, conocimientos y cosmovisión, por lo que el uso de terceros sin su autorización constituye un acto violatorio, cuyas consecuencias se establecen en el capítulo de infracciones, delitos, competencias y sanciones de la ley en la materia.

La Ley de Salvaguarda de los Conocimientos, Cultura e Identidad de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanos, establece que cualquier persona que quiera hacer uso comercial o industrial de las manifestaciones culturales no disponibles públicamente, deberá contar con el consentimiento libre, previo e informado del pueblo o la comunidad titular; celebrar el contrato de licencia de uso que incluya los términos de la remuneración justa, mismos que no se cubrieron por parte de la diseñadora Isabel Marant al usar los diseños purépechas.

DISEÑO DE ISABEL MARANT

El INPI hizo un atento exhorto a la sociedad y de manera muy especial a las empresas, para que respeten las creaciones artísticas y culturales de los pueblos indígenas del país, con la finalidad de que sean los propios pueblos quienes tomen las decisiones relacionadas con el mantenimiento de su integridad cultural, base de nuestra diversidad étnica y cultural.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí