• No vamos a encubrir a nadie, no habrá impunidad en este Gobierno”: AMLO
  • La instrucción es que se investigue y castigue a los responsables de la GN, ordenó el Presidente

Redacción

Ciudad de México, martes 27 de octubre del 2020.- Tras la detención de seis integrantes de la Guardia Nacional por la muerte de una mujer en los sucesos violentos de la presa La Boquilla, el Presidente Andrés Manuel López Obrador reveló, durante la conferencia matutina a medios, que la instrucción desde el principio fue que, “se investigara y se castigara a los responsables, nosotros no vamos a encubrir a nadie, no hay impunidad en este gobierno”, dijo enfático.

La propia Guardia Nacional informó este martes que seis de sus elementos fueron detenidos por la Fiscalía General de la República (FGR), por la muerte de una mujer, Jéssica Silva, durante las protestas que derivaron en la toma de la presa La Boquilla, en Delicias, Chihuahua, durante la madrugada del 8 de septiembre pasado.

A través de su cuenta de Twitter, la institución señaló que una vez que la FGR realizó la investigación correspondiente a los hechos registrados, se encontraron indicios que hacen suponer la culpabilidad de al menos seis elementos que participaron en el operativo para asegurar dicha presa.

La Guardia Nacional reiteró que “no se tolerarán abusos o uso excesivo de la fuerza por parte de su personal, normando su actuación en el irrestricto respeto a los derechos humanos”.

Por su parte, el Jefe del Ejecutivo Federal señaló que desde que ocurrieron estos hechos, en septiembre pasado, la instrucción que dio fue que se investigara y se castigara a los culpables, añadió que “ya se tomaron medidas, ya hay detenciones de responsables; la misma Guardia Nacional actuó desde luego, a partir de la investigación y de la resolución de la Fiscal General de la República”.

Como se recordará, el pasado 9 de septiembre se informó que al intensificarse el conflicto entre los productores agrícolas de Chihuahua y el Gobierno Federal por la entrega del agua de la Presa “La Boquilla”, la madrugada del martes 8 de septiembre una pareja de agricultores que regresaba de la protesta, recibió disparos de arma de fuego cuando elementos de la Guardia Nacional (GN) que custodiaban las válvulas del embalse de la presa intentaban dispersar a los agricultores.

El matrimonio se dirigía a su casa cuando fueron atacados con armas de fuego, en las inmediaciones de una estación gasolinera, y de acuerdo con testimonios, agentes de la GN abrieron fuego contra el vehículo, la mujer, Jéssica Silva, murió en el lugar y su esposo, Jaime Torres, se reportó con heridas graves.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí