• 43 Congresistas de EU acusan violaciones al T-MEC
  • A mí no me paga Repsol, sino los mexicanos”, responde el Presidente a congresistas norteamericanos

Redacción

Ciudad de México, sábado 24 de octubre del 2020.- A dos días de que un grupo de 43 congresistas estadounidenses dirigiera una misiva al Presidente Donald Trump, en la cual le expresan su preocupación por los cambios regulatorios en el sector energético mexicano como parte de la 4T, el Primer Mandatario de la Nación Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, respondió  que en el capítulo de energía del T-MEC sólo quedó establecido en dos párrafos “el derecho absoluto soberano de México para decidir en materia de política energética”.

Al encabezar una visita técnica a la Central Termoeléctrica “José López Portillo”, en el Municipio de Nava, Coahuila, donde supervisó las plantas “Rio Escondido” y “Carbón Dos”, López Obrador fue enfático al decir que a él no le paga Repsol, sino los mexicanos para servirles, por lo que no dará un paso atrás en la defensa de PEMEX y la CFE.

En el documento, los 43 legisladores de los partidos Republicano y Demócrata, explicaron que las decisiones que ha tomado el gobierno Lópezobradorista “violan y van en contra del espíritu” del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), además de que les preocupa que se revierta la “histórica” reforma energética de 2014, la cual permitió la participación privada en el sector energético, y estiman que dichos cambios obstruyen las inversiones de empresas de la Unión Americana.

El mandatario mexicano expresó que “hace como dos días apareció un documento firmado por legisladores de Estados Unidos quejándose de la política energética que estamos aplicando en nuestro país, quiero tratar el asunto con mucho respeto hacia ellos, sólo aclarando de que en esta materia y en otras, pero fundamentalmente lo que tiene que ver con la política energética de nuestro país, no hemos suscrito ningún acuerdo con el gobierno de Estados Unidos o de Canadá”.

Durante su intervención, recordó que en el capítulo de energía del tratado, sólo quedó establecido en dos párrafos el derecho absoluto soberano de México para decidir en materia de política energética, de conformidad con el espíritu del artículo 27 de la Constitución.

Criticó que la petrolera española Repsol haya sido una de las empresas que abusó de toda esa política privatizadora y “se llevaron a trabajar a la que fue Secretaria de Energía del gobierno (de Peña Nieto), pero no sólo eso, se llevaron de consejero al expresidente Felipe Calderón, una vergüenza, y todavía se inconforman cuando deberían de estar ofreciendo disculpas por el abuso, por las atrocidades que se cometieron en el periodo neoliberal”.

Acompañado por el Gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, de extracción priista y del director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, el mandatario dijo que “no deben llamarse engañados los que se aprovecharon de manera deshonesta del periodo neoliberal, cuando se gobernó para beneficio de particulares, de empresas, no para beneficio de pueblo y de nuestra nación”.

Reiteró que si el actual marco legal no es suficiente para fortalecer a PEMEX y la CFE, enviará una reforma constitución en materia energética para que vuelva a prevalecer el espíritu del artículo 27 constitucional, plasmado dentro de la política del constitucionalista Venustiano Carranza, así como en la política de Lázaro Cárdenas, que privatizó el petróleo, y la política de Adolfo López Mateos, que privatizó el sector eléctrico.

Finalmente, señaló que sin violar los acuerdos o contratos, aumentará el despacho de energía para que no estén subutilizadas las plantas de la CFE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí