• SEMAR y Protección Civil piden a la población de esas entidades atender  todas las recomendaciones
  • Turistas y pobladores fueron trasladaos a refugios temporales; esta mañana no se registran decesos

Redacción

Ciudad de México, miércoles 07 de octubre de 2020.- A unas cuantas horas de que el Huracán “Delta” impactó a la Península de Yucatán durante la madrugada de este miércoles, el Presidente Andrés Manuel López Obrador fue informado del despliegue de 10 mil 600 elementos militares y civiles que resguardan a la ciudadanía de Quintana Roo y los municipios del norte yucateco.

Así lo reportó el contralmirante Juan Carlos Vera Minjares, titular de la Unidad de Planeación y Estrategia de la Secretaría de Marina (SEMAR), durante la conferencia de prensa encabezada por el Jefe del Ejecutivo Federal, quien detalló también que al corte de las 7:00 de la mañana el huracán se había degradado a categoría dos.

Informó al Presidente que “afortunadamente esta madrugada, aproximadamente a la 1:00 de la mañana, el meteoro venía con categoría 4, pero alrededor de esa hora, empezó a tocar las costas incidiendo al norte de la isla Cozumel, ahí disminuyó su categoría  a grado 3, esto quiere decir que los vientos venían arriba de 240 kilómetros por hora y se redujeron hasta 180 kilómetros”.

Especificó que el despliegue de efectivos incluyó integrantes de la Secretaría de Marina, de la Defensa Nacional, grupos de tarea en toda el área de Quintana Roo y Yucatán, así como también autoridades de la Guardia Nacional y una reserva de policías en los municipios de Benito Juárez, Isla Mujeres y Puerto Morelos, que fueron coordinados por autoridades de Protección Civil, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), entre otras.

Por su parte, López Obrador dio a conocer que un día antes sostuvo reuniones con los gobernadores de Tabasco y de Chiapas, debido a las afectaciones, sobre todo en la zona baja de Tabasco, y detalló que debido al huracán anterior, “Gamma”, “hay personas que están en albergues, sobre todo integrantes, miembros de las comunidades indígenas de Nacajuca y de Jalpa, de Cunduacán”.

Informó que dio instrucciones para que se trasladaran a esa zona el secretario de Bienestar, Javier May, para coordinar acciones en la entidad, y agregó, “son comunidades muy pobres, ellos fueron afectados por las lluvias y por la apertura de la Presa Peñitas, que aumentó el nivel de las aguas en esa parte baja, que está por abajo del nivel del mar, entonces, es una zona inundable”.

Reiteró la ayuda a las comunidades indígenas chontales: Tucta, Mazateupa, Tapotzingo, Guaytalpa, Tecoluta, Olcuatitán, Guatacalca y Oxiacaque, y les envió el siguiente mensaje: “entonces, paisanos, ahí va el apoyo para que no la pasen tan mal, informarles sobre esto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí