• Rechazó la violencia, advirtió sobre la participación de infiltrados en las manifestaciones y pidió no caer en provocaciones

Por: Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, martes 29 de septiembre de 2020.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador, expresó su respeto al movimiento feminista y  refrendó el derecho a la libre manifestación, pero advirtió sobre la presencia de infiltrados en las manifestaciones.

“Sin duda, el movimiento feminista merece todo nuestro respeto, pero no estoy de acuerdo con la violencia, pero además tener cuidado con los infiltrados, porque hay mucha gente que está molesta en el país por los cambios que se están llevando cabo”.

Al referirse a la manifestación de este lunes, en calles de la Ciudad de México, que derivó en actos violentos, en donde, incluso, se lanzaron  bombas molotov y se agredió a mujeres policía, el mandatario advirtió que  no se puede enfrentar la violencia con la violencia, ni apagar el fuego con el fuego, y acusó actos de provocación.

“Están buscando por todos los medios que caigamos en una provocación, ¡no!, no tienen ni siquiera porque encapucharse, porque no somos represores, nosotros somos humanistas, por eso no pueden, sus familiares, si se dan cuenta, si saben lo que están haciendo estoy seguro de que no lo ven bien y claro, que la gente no lo ve bien”, dijo esta mañana en conferencia de prensa.

Informó que están identificadas las mujeres que llevaban las bombas molotov, pero ¿qué?,- cuestionó- ¿vamos a ir al Ministerio Público para que se giren órdenes de aprehensión, mujeres detenidas, presas políticas, libertad? Era lo que teníamos antes, nosotros no queremos tener presos políticos. Llamo a sus familias, a sus conocidos, a la reflexión”.

Celebró la actuación ayer de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, por no caer en provocaciones y dijo que eso no quiere decir que se está contra el movimiento feminista, significa no aceptar la violencia de ningún tipo y no permitir la manipulación.

Antes era el Estado el principal violador de los derechos humanos

Recordó la represión del 68, como un acto del Estado autoritario, que se valió de infiltrados y  dijo que el movimiento que se lleva a cabo para transformar al país se realiza de manera pacífica, el mejor camino, para una transformación profunda, cambiando la mentalidad de la gente.

Reconoció que para acabar con la violación de los derechos humanos no es suficiente con mandarlo todo el tiempo, es necesario transformar para acabar con esa práctica.

“Nosotros lo que queremos es que ya no se violen los derechos humanos, porque antes era el Estado el  principal violador de los derechos humanos, por eso el cambio, para que no haya violación de derechos humanos, no es todo el tiempo demandando que no se violen los derechos humanos, sino buscar la transformación para que no se violen los derechos humanos”. Expresó.

López Obrador expuso que en su lucha de muchos años se ha guiado siempre por el principio de la no violencia y hasta ahora se inspira en Gandhi, Mandela. Luther King  y otros luchadores, hombres y mujeres, que han buscado la igualdad de manera pacífica.

“Soy pacifista, no debe de haber violencia y entiendo de que exista coraje, y también dolor, pero no estoy de acuerdo con esa vía, ni siquiera estoy de acuerdo con buscar la transformación mediante el uso de las armas, siempre y cuando se pueda transformar una realidad de opresión por la vía pacífica hay que intentarlo, claro, se requiere de convicciones firmes y de no luchar uno o dos años, es luchar toda la vida, siempre hay una causas justa”, enfatizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí